Expresa Salud Emocional
Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos.

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.
bt_bb_section_bottom_section_coverage_image

La inteligencia emocional en la vida cotidiana

diciembre 7, 2023por Juan0

¿Sabes que es la inteligencia emocional? Esta se refiere a la capacidad de identificar y gestionar las propias emociones, así como poder identificar las emociones de los demás. Como Psicólogos en Perú, trabajamos con nuestros pacientes ayudándolos a identificar y gestionar sus emociones.

¿Qué significa ser emocionalmente inteligente?

Una persona emocionalmente inteligente es muy consciente de sus propios estados emocionales, incluso de la negatividad (frustración, tristeza o algo más sutil) y es capaz de identificarlos y manejarlos.

Estas personas están especialmente sintonizadas con las emociones que experimentan los demás. Es comprensible que la sensibilidad a las señales emocionales tanto de uno mismo como del entorno social pueda convertirlo en un mejor amigo, padre, líder o pareja romántica. Afortunadamente, estas habilidades se pueden perfeccionar.

Por lo general, se dice que la inteligencia emocional incluye al menos tres habilidades:

  • Conciencia emocional o la capacidad de identificar y nombrar las propias emociones.
  • Capacidad de aprovechar esas emociones y aplicarlas a tareas como pensar y resolver problemas.
  • Capacidad de manejar las emociones, que incluye tanto regular las propias emociones cuando sea necesario como ayudar a otros a hacer lo mismo.

No existe una prueba psicológica validada o una escala para determinar la inteligencia emocional como si hay para la inteligencia general, y muchos argumentan que la inteligencia emocional no es, por lo tanto, una construcción real, sino una forma de describir las habilidades interpersonales que se conocen con otros nombres.

A pesar de estas críticas, el concepto de inteligencia emocional, a veces denominado cociente emocional o EQ, ha ganado una amplia aceptación. Por eso, como Psicólogos en Lima,  deseamos ayudarte en entender mejor sobre la inteligencia emocional y cómo se manifiesta en la vida cotidiana y que te permitirá desarrollar una psicología positiva. Para eso hemos elaborado este artículo que recomendamos leer atentamente.

Pensar sobre las emociones y el comportamiento humano

En 1995, el psicólogo y periodista científico Daniel Goleman publicó un libro «La inteligencia Emocional» en el que presentaba a la mayor parte del mundo un concepto naciente de inteligencia emocional: La idea de que la capacidad de comprender y gestionar las emociones aumenta en gran medida nuestras posibilidades de éxito.

Te puede interesar  La primera visita al psicólogo 

Este concepto despegó rápidamente y pasó a influir enormemente en la forma en que las personas piensan sobre las emociones y el comportamiento humano.

¿Por qué es importante la inteligencia emocional?

Comprender y manejar nuestras emociones (y las emociones de los demás) nos ayuda a tener más éxito tanto en nuestra vida personal como profesional.

A nivel personal, la inteligencia emocional nos ayuda a:

  • Tener conversaciones incómodas sin herir sentimientos.
  • Manejar nuestras emociones cuando estamos estresados o abrumados.
  • Mejorar las relaciones con las personas que nos importan.

En el trabajo, la inteligencia emocional puede ayudarnos a:

  • Resolver conflictos.
  • Entrenar y motivar a otros.
  • Crea una cultura de colaboración.
  • Construir seguridad psicológica dentro de los equipos.

inteligencia emocional

¿Cómo se traduce la inteligencia emocional en la vida diaria?

Una persona que tiene desarrollada su inteligencia emocional se caracteriza por ciertos comportamientos, como los que describimos a continuación. ¡Presta atención y mientras lees, piensa en tus propias acciones y en cómo puedes incorporar algunos de ellos para desarrollar la inteligencia emocional!

Piensa en los sentimientos

La inteligencia emocional comienza con lo que se llama autoconciencia y conciencia social, la capacidad de reconocer las emociones (y su impacto) tanto en sí mismo como en los demás. Esa conciencia comienza con la reflexión.

Las personas se hacen preguntas como: ¿Cuáles son mis fortalezas emocionales? ¿Cuáles son mis debilidades? ¿Cómo afecta mi estado de ánimo actual, mis pensamientos y mi toma de decisiones? ¿Qué sucede debajo de la superficie que influye en lo que otros dicen o hacen? Reflexionar sobre preguntas como estas arroja información valiosa que puede utilizar para su beneficio.

Hacer una pausa

La pausa es tan simple como tomarse un momento para detenerse y pensar antes de hablar o actuar. Fácil en teoría, difícil en la práctica. Esto puede ayudar a evitar momentos embarazosos o hacer compromisos demasiado rápido. En otras palabras, hacer una pausa ayuda a abstenerse de tomar una decisión permanente basada en una emoción temporal.

Se esfuerza por controlar sus pensamientos

No tiene mucho control sobre la emoción que experimentas en un momento dado. Pero puede controlar su reacción a esas emociones centrándose en sus pensamientos. Al esforzarse por controlar sus pensamientos, se resiste a convertirse en esclavo de sus emociones, permitiéndose vivir de una manera que esté en armonía con sus objetivos y valores.

Se beneficia de las críticas

A nadie le gustan los comentarios negativos. Pero sabes que la crítica es una oportunidad para aprender, incluso si no se expresa de la mejor manera. E incluso cuando no tiene fundamento, te da una pista sobre cómo piensan los demás. Cuando recibe comentarios negativos, mantiene sus emociones bajo control y se pregunta: ¿Cómo puede esto mejorarme?

Muestra autenticidad

La autenticidad no significa compartir todo sobre sí mismo. La autenticidad significa decir lo que quiere decir, decir lo que dices y apegarse a sus valores y principios por encima de todo.

Te puede interesar  La importancia de aprender a poner límites

La inteligencia emocional y la relación con los demás

  1. Demuestra empatía. La capacidad de mostrar empatía, que incluye comprender los pensamientos y sentimientos de los demás, lo ayuda a conectarse con los demás. En lugar de juzgar o etiquetar a los demás, trabaja para ver las cosas a través de los ojos de la otra persona. La empatía no significa necesariamente estar de acuerdo con el punto de vista de otra persona. Más bien, se trata de esforzarse por comprender.
  2. Elogia a los demás. Todos los humanos anhelan reconocimiento y aprecio. Cuando elogia a los demás, satisface ese deseo y genera confianza en el proceso. Todo esto sucede cuando se enfoca en lo bueno de los demás. Luego, al compartir específicamente lo que aprecias, los inspira a ser la mejor versión de sí mismos.
  3. Proporciona comentarios útiles. El feedback negativo tiene un gran potencial para herir los sentimientos de los demás. Al darse cuenta de esto, replantea la crítica como una retroalimentación constructiva.
  4. Se disculpa. Se necesita fuerza y ​​coraje para poder pedir perdón. Pero hacerlo demuestra humildad, una cualidad que naturalmente atraerá a otros hacia ti. La inteligencia emocional ayuda a darte cuenta de que disculparse no siempre significa que estás equivocado. Significa valorar tu relación más que tu ego.
  5. Perdona y olvida. Aferrarse al resentimiento es como dejar un cuchillo dentro de una herida. Cuando perdona y olvida, la persona evita que otros retengan tus emociones como rehenes, lo que te permite seguir adelante.
  6. Cumple sus compromisos. Hoy en día es común que las personas rompan un acuerdo o compromiso cuando les apetece. Pero cuando adquiere el hábito de cumplir su palabra, en cosas grandes y pequeñas, desarrolla una sólida reputación de fiabilidad y confiabilidad.
  7. Ayuda a los demás. Una de las mejores formas de impactar positivamente las emociones de los demás es ayudarlos. A la mayoría de la gente realmente no le importa de dónde te graduaste. O incluso de tus logros anteriores. Pero, ¿qué pasa con las horas que está dispuesto a sacar de su agenda para escuchar o ayudar?
  8. Se protege del sabotaje emocional. Te das cuenta de que la inteligencia emocional también tiene un lado oscuro, como cuando las personas intentan manipular las emociones de los demás. Y es por eso que continúa desarrollando su propia inteligencia emocional para protegerse cuando otros intentan hacerlo.

Estrategias para desarrollar la inteligencia emocional

Existen diferentes técnicas que nos ayudarán a mejorar la inteligencia artificial. A continuación te mencionamos algunas de ellas.

Técnicas de autoconciencia emocional

Consiste en identificar y comprender las emociones propias, lo cual se puede hacer a través de la meditación, la autoobservación, llevar un diario emocional o hablar con un terapeuta.

Te puede interesar  Inteligencia Emocional: no a la positividad y sí a las emociones negativas

Es importante entender cómo te sientes para poder gestionar tus emociones. Por ello debes prestar atención a las emociones que experimentas en determinadas situaciones y cómo se reflejan en tu cuerpo. Asimismo, debes identificar qué desencadena emociones negativas para poder enfrentarlas.

Cuando meditas o reflexionas, toda tu atención debe estar en ese momento, sin juzgar lo que sientes. Lo que debes hacer es observar y entender por qué ocurre de ese modo. Escribir acerca de ello también te ayudará a entender cómo te sientes.

Mejorando la empatía en las relaciones cotidianas

Para desarrollar relaciones interpersonales saludables en cualquier ámbito es imprescindible tener empatía. Lo que significa que debes entender los sentimientos de los demás. Para ello es importante la escucha activa sin juzgarlos, lo que te ayudará a comprender su punto de vista.

Hazles preguntas sobre cómo se sienten, eso les ayudará a expresar sus sentimientos. Y observa su lenguaje corporal, lo que te dará más pista sobre cómo se sienten.

Gestión de conflictos y regulación emocional

Otras habilidades clave son aprender a regular tus emociones y gestionar los conflictos. Para lograrlo, en primer lugar, hay que saber expresar las emociones propias de manera saludable y respetuosa.

De igual manera, es importante aprender a manejar las emociones negativas. En este caso puedes practicar la meditación y la respiración profunda.

Aplicaciones prácticas de la inteligencia emocional

La inteligencia emocional se aplica en cualquier ámbito de nuestras vidas. Aquí hay tres ejemplos claros de ello:

  • Inteligencia emocional en el trabajo: permite construir relaciones positivas con los compañeros de trabajo; tomar mejores decisiones, y manejar el estrés. Todo esto permitirá resolver mejor los problemas, aumentar la productividad y, en general, a estar más satisfechos con la vida laboral.
  • Inteligencia emocional en las relaciones familiares: es importante para construir relaciones fuertes y saludables. Así como para aprender a comunicar nuestras necesidades y resolver conflictos.
  • Inteligencia emocional y bienestar personal: una persona con inteligencia emocional está más satisfecha con su vida. Sabe apreciar lo bueno y es más resiliente. Además, al saber manejar el estrés y otras emociones negativas, reduce el riesgo de padecer enfermedades.

Ejemplos de inteligencia emocional

Algunos ejemplos de inteligencia emocional son:

  • Evitar el consumo de drogas, fármacos u otras sustancias estimulantes.
  • Contribuir en la resolución de conflictos en el trabajo.
  • Tomarse un momento para pensar y respirar profundo antes de responder a una situación.
  • Una persona con inteligencia emocional aprende de los errores cometidos y los perdona.
  • También es capaz de hacer autocríticas positivas y controlar episodios de enojo.
  • Practicar la empatía y ponerse en el lugar de los demás.

Medición y evaluación de la inteligencia emocional

Cuando una persona es capaz de reconocer sus emociones, estabilizarlas, empatizar con los demás, entender sus sentimientos y los de otras personas, está dando señales de que tiene una inteligencia emocional alta.

Hay otras señales como saber poner límites, reconocer sus errores o enfocarse en lo positivo. Aparte de estos indicios, se han creado algunas herramientas para medir la inteligencia emocional. Entre los más populares están los test de Mayer-Salovey-Caruso (MSCEIT), el de de Bar-On (EQ-i) y el de Daniel Goleman (EQ-i 2.0).

¿Quieres saber más sobre la inteligencia emocional? Mira este interesante video:

Fuente: INC
Juan Lazo Paredes

Juan Lazo Paredes

Psicoterapeuta licenciado, colegiado y habilitado, enfocado en proveer sus servicios de asesoramiento tanto a individuos como a parejas. Especializado en manejo de la ansiedad, duelo y dificultades emocionales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
prev
next