Expresa Salud Emocional
Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos.

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.
bt_bb_section_bottom_section_coverage_image

¿Cuándo termina una terapia psicológica?

febrero 19, 2024por Expresa Salud0

La terapia psicológica es un proceso individual y personalizado que busca mejorar la salud mental y el bienestar de las personas. No existe una respuesta única a la pregunta de cuándo termina una terapia psicológica, ya que la duración dependerá de diversos factores como la complejidad del problema a tratar, los objetivos específicos de la terapia, el progreso individual del paciente y la relación entre el paciente y el terapeuta. ¡Sigue leyendo para saber más sobre este tema!

Etapas de la terapia psicológica

Toda terapia psicológica es un proceso que implica varias fases, que podemos desglosar en cinco etapas:

  1. Evaluación inicial. Aquí el paciente expone su problema y el psicólogo obtendrá la información que requiere para comenzar el proceso.
  2. Diagnóstico. La información recopilada en la primera etapa le permite al especialista hacer una evaluación, dar un diagnóstico y proponer un tratamiento acorde.
  3. Planificación. El profesional decide cuáles son los métodos que utilizará, y explicará al paciente el alcance, los objetivos y la duración estimada de la terapia.
  4. El tratamiento. Es el momento de poner en práctica las estrategias y técnicas que el psicólogo considera necesarias para conseguir el objetivo.
  5. Seguimiento. El terapeuta debe cerciorarse de la evolución del paciente, ya sea programando sesiones esporádicas, llamadas o correos electrónicos.

¿Cuándo termina una terapia psicológica?

El proceso de una terapia psicológica no tiene un tiempo estándar para culminar. Ya que, como hemos visto, hay muchos factores que influyen en la duración.

Además, debemos saber que cada paciente es distinto. Por lo que la terapia y sus resultados van a depender de los objetivos que tenga la persona y del origen y complejidad de las causas que lo llevan a consulta psicológica.

Cumplir el objetivo puede ser la principal razón para terminar una terapia psicológica. Pero esto puede ser una tarea a corto, mediano o largo plazo.

Es difícil para el terapeuta dar una respuesta anticipada a la cantidad de sesiones que podrá necesitar una persona. Puesto que cada terapia es personalizada, y abordar los problemas de un paciente puede requerir diferentes métodos; así como más o menos horas de tratamiento que otro paciente.

Te puede interesar  Cómo saber si padeces de TOC

Señales de progreso y autonomía

El trabajo del psicólogo y del propio paciente serán determinantes para el avance y el logro de los objetivos. Porque no solo el especialista tiene responsabilidad en el resultado, quien recibe la terapia también debe trabajar, esforzarse y estar motivado.

Es decir, el paciente debe tener interés y estar orientado en alcanzar la meta.

Como psiquiatras en Lima sabemos que la terapia puede ayudar al paciente a salir de una situación como depresión, ansiedad, pánico, manejo de ira, entre tantas otras; y una vez que lo consigue, en la mayoría de los casos da por terminado el proceso, y decide terminar con la terapia.

La decisión conjunta con tu terapeuta

También hay quienes deciden no terminar, y continúan asistiendo a sesiones. Quizás no van con la misma frecuencia, pero asisten porque buscan mantener la sensación de bienestar y tranquilidad que les ofrece este tipo de tratamiento.

Se puede interrumpir la terapia si el paciente ya no se siente bien con la terapia, no está obteniendo beneficios de esta interacción, no cree que es necesaria, o, por el contrario, siente que le puede causar daño.

Otras razones que te llevan a saber cuándo termina una terapia psicológica o si es momento de finalizarla son:

  • El terapeuta no se siente en capacidad de satisfacer las necesidades del paciente, o el paciente no se siente cómodo con la terapia.
  • Si se presenta alguna situación en la que el terapeuta se sienta amenazado por actitudes o reacciones por parte del paciente.
  • Una relación fuera de lo profesional entre paciente y terapeuta.

Sesion terapeutica

Entendiendo la duración de una terapia psicológica

Factores que influyen en la duración

Como hemos mencionado antes, las terapias psicológicas no tienen una duración determinada, pero lo que sí podemos decirte son algunos de los aspectos que influyen en el tiempo que un paciente necesita hacer terapia.

  1. Gravedad del problema. Dependiendo de la complejidad y la data del problema que tenga el paciente, será la duración de la terapia. Cuando son situaciones sencillas y recientes, es más probable encontrar una solución en corto plazo.
  2. La existencia de más de una condición diagnosticada como problema de salud mental. Si el paciente tiene varias dificultades, puede necesitar una combinación de técnicas y, por ello, necesitar más tiempo de tratamiento.
  3. El grado de motivación de la persona. Es decir, el interés que muestre el paciente por el tratamiento determinará el avance de la terapia.
  4. La confianza entre el paciente y su terapeuta puede influir directamente en el progreso de la terapia. Una buena relación facilita la manera como se desenvuelven las sesiones, y esto puede significar menor tiempo de terapia.
  5. El tipo de terapia propuesta por el psicólogo. Existen algunos métodos que ofrecen resultados en menor tiempo que otros.
  6. Las expectativas del paciente en relación con la terapia y también sus circunstancias de vida actual pueden afectar el desarrollo normal de la terapia.
  7. La agenda del especialista. De acuerdo al tiempo que tenga disponible el psicólogo,
Te puede interesar  ¿Cómo interviene el psicólogo en el bullying?

Mitos sobre las terapias largas

La terapia psicológica puede ser un proceso extenso, pero eso no quiere decir que haya algún problema. Sin embargo, es importante aclarar algunas creencias erradas que pueden surgir en relación con las terapias prolongadas.

  • Las terapias no siempre deben ser extensas. La realidad es que la duración dependerá de distintos factores, como los mencionados antes.
  • Cuando la terapia es muy larga, esto significa que no funciona. La verdad es que es un proceso que implica muchos aspectos, y que no siempre tiene un patrón a seguir, y habrá momentos que se estanque, pero no implica que no sirve.
  • Las terapias largas son una pérdida de tiempo. Cada persona es diferente y, por lo tanto, su terapia no tiene que ser igual a la de otra persona. Simplemente, deberá cumplir con el lapso que requiera hasta que pueda sentirse bien y recuperar su estabilidad emocional.

¿Cuándo te da de alta un psicólogo?

Para poder dar de alta a un paciente, el psicólogo debe analizar al paciente. Observar si los síntomas que presentaba al inicio de la terapia disminuyeron en gran medida o si desaparecieron por completo.

Debe haber notado también que una mejoría en sus relaciones personales, familiares y laborales.

Asimismo, el lenguaje corporal del paciente puede indicarle al psicólogo que avances en el tratamiento y es hora de dar de alta.

Una expresión corporal positiva es una buena señal.

Si el terapeuta nota que el paciente tiene una nueva visión del futuro, en la cual se le ve más optimista, podrá darle de alta. Igualmente, si cambia de forma positiva su manera de enfrentar retos y su actitud frente a la vida, y tiene mejoras notables en su desempeño laboral y de otras facetas importantes de su vida.

Todos estos aspectos se estudian por el psicólogo desde el principio de la terapia. Y cuando se acerca el final se puede hacer un balance y ver cómo el paciente ha evolucionado. De esta forma podrá decidir si ya es hora de dar de alta.

Te puede interesar  Señales de alerta en la depresión posparto: ¿Cuándo buscar ayuda psicológica?

El logro de las metas y objetivos, también influyen en la decisión de terminar o no la terapia. Si el paciente ya se siente satisfecho con lo que ha logrado, y el terapeuta también lo cree así, lo más probable es que ya haya llegado el momento de terminar con las sesiones.

Después que el paciente es dado de alta, no significa que todo terminó para siempre. Algunas personas deciden volver en unos meses o años, por el mismo motivo o quizás alguno nuevo. También hay quienes prefieren hacer sesiones de refuerzo esporádicamente, en las que el terapeuta hace seguimiento al paciente.

via GIPHY

¿Cómo hacer cierre de terapia psicológica?

Para poder hacer el cierre de una terapia psicológica, lo primero que hay que analizar en conjunto con el terapeuta es si se cumplieron los objetivos y de qué manera se lograron.

Puede darse el caso que durante este análisis el paciente siente que aún quedan cosas por resolver. O que hayan surgido nuevas situaciones en su vida que requieran continuar con la terapia.

En caso, que sienta que ya el proceso realmente culminó, es momento para reflexionar junto al especialista acerca del camino recorrido y de todo lo aprendido. Revisar todas herramientas y habilidades que se utilizaron durante la terapia, que le serán útiles para su vida fuera de las consultas de psicología en Lima.

Cuando se acerca el final del tratamiento, paciente y terapeuta pueden sentarse a mirar hacia atrás. De este modo, hacer una revisión del tiempo que ha transcurrido, y analizar que puede venir en el futuro para el paciente.

Terminar la terapia en consenso entre ambas partes será lo más indicado. Lo ideal es que haya una planificación y se anuncie al paciente. No debe ser algo que surja de repente y pueda causar ansiedad en el individuo.

Una forma de tener un cierre correcto, es hablarlo desde el principio, tener objetivos bien definidos, y una idea clara de los resultados que se espera obtener. Así el final se aborda de una mejor manera.

La manera como termina la terapia psicológica puede representar una diferencia en el resultado del tratamiento, y en el crecimiento futuro del paciente.

Una de las preguntas que muchos se hacen al planificar iniciar terapia es, ¿cuándo termina una terapia psicológica? Si leíste nuestro artículo, pudiste darte cuenta de que no hay un tiempo correcto o determinado para conseguir el bienestar y la tranquilidad posterior a una terapia con éxito. Contáctanos para reservar cita y empezar a mejorar su salud mental.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
prev
next