Ventajas y desventajas salidas de los niños cuarentena- Expresa salud

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Ventajas y desventajas de las salidas de los niños en cuarentena

21/05/2020
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Como Psicólogos en Perú queremos mostrarte este video resumen de nuestro conversatorio online: Ventajas y desventajas de las salidas de los niños en cuarentena, Cinthya Guerra, psicóloga del equipo de Expresa Salud Emocional, explica cuáles son los pro y los contra de las salidas de los niños que el gobierno de Perú autorizó durante un máximo de 30 minutos y siempre bajo la supervisión de una persona adulta.

Durante la sesión online, nuestra psicóloga explicó que los niños van a aprender qué es lo que está sucediendo en su entorno, a que tienen que seguir las indicaciones de su mamá y/o de su papá. Por otro lado, los menores van a adquirir habilidades: podrán ser más analíticos. Por ejemplo: “uy, ¡no tengo que tocarme la cara!”, “Tengo que lavarme las manos al volver a mi casa”. Esto implica que también se van a dar mayor cuenta de su cuerpo, así como cuáles son sus acciones y las consecuencias de ese accionar. 

Ventajas de las salidas de los niños en cuarentena

En cuanto a las ventajas de salidas en sí, la psicóloga localiza en 3 aspectos a tener en cuenta: antes de la salida, durante la salida y después de la salida de los niños en cuarentena. Antes de salir, es importante explicar qué es el coronavirus y qué pasa con la pandemia, también es de ayuda preparar a los niños en cuanto al tiempo que se puede salir, ya que si bien no son conscientes de esta noción pueden incorporar ciertos aspectos para empezar a comprenderlo. Así como también aclarar qué deben hacer hacer en la calle y qué se puede y qué no se puede hacer. En el caso que se decida no salir, también es importante explicar por qué. 

Conoce aquí más sobre nuestros conversatorios gratuitos y cómo funciona nuestra atención psicológica durante la cuarentena y la pandemia si necesitas ayuda profesional.

Durante la salida, quizás vayan a sentir un poco de ansiedad. Ver un panorama diferente al que están viendo cada día metidos en casa. Esto les va a ayudar no solo a descargar la energía fuera del hogar sino también a sentir otras emociones y, en términos generales, va a mejorar la comunicación y la relación familiar. 

Desventajas de las salidas de los niños en cuarentena

Respecto a las desventajas, quizás haya cambios de conducta no tan positivo en algunos casos, como un incremento de ansiedad o de preocupación, así como inseguridad. Pueden llegar a sentir dependencia emocional, es decir, buscar estar siempre apegados al progenitor. 

Después de las salidas, y también en el caso en que se decida no salir, es recomendable buscar e inventar actividades físicas para hacer dentro de casa.

Juegos y actividades físicas para hacer en casa durante la cuarentena

Hay muchas cosas que se pueden hacer sin necesidad de juguetes costosos o mucho espacio, como pueden ser, jugar con sábanas, hacer un laberinto con sillas, etc. Aquí tienes más ideas de juegos y actividades físicas para hacer en el hogar:

1- Juego de memoria con hojas de colores
Para ejercitar la memoria, la percepción, la coordinación y la motricidad. Utiliza una hoja en blanco y pega en los bordes 7 ú 8 hojas pequeñas de colores. Haz tantas copias como niños tengas y una para ti. La idea es que tu realices una secuencia entre los distintos colores y con diferentes maneras de tocar las hojas: con ritmo, acariciar, rozar, golpear, golpecitos, con la punta de los dedos, etc. y los niños copien esa secuencia. A medida que el juego avanza, puedes hacerlo cada vez más difícil.

2. ¡A moverse!
Colocar 6 ó 7 líneas paralelas de cinta adhesiva. Los niños pueden jugar a saltar de una a otra con dos pies, con un pie, dando vueltas o saltando hacia atrás, y después subir la dificultad y tratar de brincar dos o tres líneas en lugar de solamente una.

3. Postales personalizadas
Necesitas una cartulina del tamaño de una postal, pinturas y un lápiz o bolígrafo (además de un sobre y sello). Piensen juntos para quién será la postal y deja que el niño dibuje lo que quiera, a sí mismo, a toda la familia, un paisaje… Por el reverso, animémosle a contar brevemente cómo lo está pasando, qué hace durante el día, etc. Lo ideal es que el niño cree el texto y, al final, ponga su firma (si ya sabe escribir su nombre).
Luego cuando tengamos la oportunidad, se la entregamos a los amigos y familiares.

4. Una casa de cartón
O un coche, un avión… Todo es posible si tenemos una caja de cartón lo bastante grande como para que el niño quepa dentro. Para hacer la casa hay que colocar la caja con la abertura hacia abajo y recortar los huecos de la puerta y las ventanas (lo haremos nosotros).
El niño puede encargarse de decorarla: puede pintar las tejas, la chimenea, macetas con flores, un buzón, etc. Cuando la termine, podrá jugar con ella. Para hacer un coche, la caja se coloca al revés, para que el niño pueda meterse dentro. Él se encargará de dibujar las ruedas, los mandos, etc.

5. Guerra de almohadas
Es una estupenda forma de iniciar el día o de acabar la siesta. Lo ideal es que uno de los padres se alíe en secreto con los niños para sorprender al otro. Es una batalla inofensiva que requiere pocos medios (bastan unos cuantos cojines y almohadas) y grandes dosis de buen humor. Eso sí: al final, los contrincantes deben hacer las paces.

6. ¿Suave o rugoso?
En una bolsa opaca se ponen objetos variados: una esponja, algodón, un guante de fregar, un calcetín, etc. Los niños, por turnos, deben meter la mano en la bolsa, tocar un objeto y adivinar qué es. Cuando lo logren, sacarán el objeto y cogerán otro.

7. Un collage
A los niños les encanta coleccionar cosas y atesorar recuerdos. Seguro que tienen guardados recuerdos y objetos de viajes o cosas por el estilo. Con todo ello y una cartulina y pegamento podemos ayudarles a confeccionar un bonito mural para colgar en su cuarto.

8. Inventar un cuento
Es más divertido si los padres jugamos con ellos. Alguien empieza la historia y los demás, por turnos, van añadiendo un par de frases hasta completar el cuento. Lo mejor es que un adulto vaya escribiéndolo. El resultado suele ser un cuento muy divertido.

9. ¿En qué animal estoy pensando?
Un niño elige un animal y, sin decírselo a nadie, lo imita a la vista de todos. El que lo adivine ocupará su lugar. Y así sucesivamente. No vale hablar, solo gesticular y hacer sonidos.

Ventajas y desventajas de las salidas de los niños en cuarentena

10. ¡Toca disfrazarse!
Es un clásico que no podemos dejar de mencionar pues nunca falla. A los niños les encanta jugar a ponerse en la piel de otros. Mejor que disfraces ya hechos, les gustará disponer de prendas nuestras (pasadas de moda o viejas), accesorios variados (bolsos, gorros, guantes y hasta zapatos) y mucha, mucha bisutería.

11. Juegos de ingenio
¡A ver quien dice más nombres de niña (o de niño, o de utensilios de cocina, o de profesiones, o de juguetes! El juego se puede ir complicando según el ingenio de los participantes. Se pueden pedir palabras curiosas, como por ejemplo cosas que quepan en una caja de zapatos, platos que se puedan comer con las manos, animales que no tienen pelo, o cualquier otro acertijo que se nos ocurra.

Conoce aquí más sobre nuestros conversatorios gratuitos y cómo funciona nuestra atención psicológica durante la cuarentena y la pandemia si necesitas ayuda profesional.

 

 

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *