Problemas de conducta en los más pequeños que no debes ignorar - Expresa Salud Emocional

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Problemas de conducta en los más pequeños que no debes ignorar

21/03/2016
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Hay ciertos comportamientos que muchos padres no consideran graves o problemáticos, sin embargo, no hay que pasar por alto ciertas actitudes para mejorar la relación con los hijos y un buen clima familiar, dentro y fuera del hogar.

3679805_640px

Interrumpir cuando estás hablando: si permites que el niño hable o haga preguntas mientras tú estás hablando, va a pensar que tiene ese mismo derecho también con otras personas. Además, que será el centro de la atención de otras personas y si no sucede, se frustrará. Si no impides esto, no le enseñarás cómo ser considerado con los demás o entretenerse cuando estás ocupado. Ante este tipo de situaciones, la próxima vez que estés a punto de realizar una llamada o visitar a un amigo, dígale a tu hijo que necesita para estar tranquilo y que no te interrumpa. Le puedes dar un juguete para que se entretenga y luego felicitarlo por portarse bien.

Jugar demasiado rudo: no sólo se tiene que intervenir cuando tu hijo golpea a un compañero de juegos, sino también ante actos agresivos más sutiles, como empujar a su hermano o pellizcar un amigo. Si no se interviene, el comportamiento agresivo puede convertirse en un hábito arraigado. Además, se le envía un mensaje de que lastimar a la gente es aceptable. Ante este tipo de comportamientos, debes enfrentarlo y hacerle saber que cualquier acción que lastima a otra persona no está permitida. Si lo hace de nuevo, poner fin al encuentro para jugar con amigos o compañeros.

Cuando fingen que no te escuchan: si tienes que decirle a tu hijo dos, tres y hasta cuatro veces para hacer algo que no quiere hacer -como entrar en el coche o recoger sus juguetes-, le puedes estar enviado el mensaje de que está bien no tener en cuenta lo que dice una persona con autoridad. El niño debe ser capaz de escuchar y prestar atención en la primera vez que se le dice algo. Esta situación termina en un juego de poder, y si permites que este tipo de comportamientos es probable que tu hijo se convierta en alguien desafiante y controlador. Para que no finja que no te escucha, cuando termines de hablar pídele que te responda.

Tomar decisiones sin preguntar: ¿está bien que el niño tome su propia merienda o que elija que película ver sin preguntarle a sus padres? El niño debe saber que tiene no tiene el control de las actividades y que debe seguir las reglas de los adultos.  Cómo detener esta actitud: establece un pequeño número de reglas de la casa, y habla de ellos con tu hijo a menudo. Por ejemplo: “Hay que preguntarme si puedes tomar los dulces porque esa es la regla” o si tu hijo se enciende el televisor sin permiso, por ejemplo, decirle que lo apague y recordarle que tiene que preguntarte antes de encenderlo.

Tener una actitud atrevida: el comportamiento atrevido a menudo comienza cuando los preescolares imitan los niños mayores para probar la reacción de sus padres. Algunos padres lo ignoran porque piensan que es una fase pasajera, pero si no te enfrentas a esa actitud, puedes encontrarte con un niño de tercer grado que falta el respeto a los maestros y a sus compañeros.  Para evitarlo, lo aconsejable es hacer que tu hijo sea consciente de su comportamiento. Decirle, por ejemplo, que cuando pone los ojos así, parece como si no le gusta lo que está diciendo el padre. En estos casos, la idea no es hacer que tu hijo se sienta mal, sino simplemente mostrarle cómo se ve o cómo se escucha lo que dice. Si el comportamiento continúa, puede negarse a interactuar.

Decir mentiras: si bien puede no parecer gran cosa si tu hijo dice que él hizo su cama cuando él apenas levantó las sábanas, o si le dice a un amigo que ha estado en Walt Disney World cuando ni siquiera se ha subido a un avión, es importante hacerle notar cualquier tipo de falta de honradez. La mentira puede ser una respuesta automática si el niño aprende que es una manera fácil de parecer mejor, para evitar hacer algo que no quiere hacer, o para evitar meterse en problemas por algo que ya está hecho. Lo más importante ante este tipo de situaciones es dejarle en claro al niño que a través de mentiras no va a lograr su objetivo.

En Expresa Salud Emocional trabajamos con psicólogos especializados en  menores de edad de entre 0 años a 17 años. En la asesoría tendrá la oportunidad de tratar  temas muy importantes relacionados al desarrollo del niño.

También los padres podrán trabajar temas referidas a estilos de crianza adecuados, el conocimiento y aplicación de modelos básicos para el manejo de la conducta del niño(a) en el entorno familiar.

Esto permitirá una orientación para una dinámica familiar funcional, importante para el desarrollo de la salud mental del menor.

En síntesis, en Expresa Salud Emocional te brindamos un espacio de psicoterapia, psiquiatría y de consulta psicológica. Queremos inspirarte, motivarte y acompañarte en el camino a tu bienestar.

Formas de contacto con el consultorio psicológico:

Telf.: 959697920

Correo electrónico: informes@expresasalud.com

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *