Por qué no puedes dejar de crear problemas en tu mente - Expresa Salud Emocional

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Por qué no puedes dejar de crear problemas en tu mente

06/08/2019
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Nuestros cerebros están diseñados para preocuparse y son buenos en eso. Están diseñados para determinar la próxima gran cosa para “arreglar”. Es una característica cognitiva que nos ha llevado a evolucionar como lo hemos hecho. Hemos desarrollado todas las principales industrias (agricultura, medicina, religión) por algún tipo de miedo: muerte, desorden, hambre, falta de sentido. La parte del cerebro que controla la acción de crear problemas también controla la creatividad. No hay coincidencia en esto.

No fuimos creados para ser “felices” en la forma en que pensamos sobre la felicidad: despreocupados, agradecidos, emocionados. Nacimos para sobrevivir, que es crear.

Si sientes que no puedes dejar de preocuparse, que no puedes dejar de crear problemas para ti, que no puedes dejar de controlar tu ansiedad, que no puedes simplemente sentarse y disfrutar y estar agradecido y feliz , no es porque hay algo mal contigo. Hay algo mal con tu comprensión del cerebro humano y la felicidad.

No fuimos creados para ser “felices” en la forma en que pensamos sobre la felicidad: despreocupados, agradecidos, emocionados. Nacimos para sobrevivir, que es crear.

El sufrimiento se disuelve cuando nos enfocamos en crear en lugar de sentir. En lugar de estar al capricho de cómo nos hace sentir el mundo, nos centramos en cómo podemos crear lo que queremos a partir de lo que existe.
Lo bueno y lo malo se vuelven irrelevantes cuando el enfoque no es “¿Qué puedo disfrutar?”, Sino más bien, “¿Qué puedo crear?”
Los obstáculos se convierten en oportunidades. La vida se convierte en un viaje increíble.

Todo es creativo Estás creando células y pensamientos mientras lees esto. Estás creando Co2 mientras exhalas. Cuando pasas tiempo con alguien que amas, estás creando tu relación. Cada vez que trabajas, estás creando dinero, estás creando habilidades. Siempre estás creando.

El sufrimiento es lo que sucede cuando dejas de crear. En lugar de idear el siguiente paso para tu vida, reflexionas sobre el último. En lugar de imaginar oportunidades previamente inconcebibles, asumes que nada mejor es posible. En lugar de tomar el control de tu vida, asumes una actitud de impotencia. Te vuelves indefenso. Tu sufrimiento no tiene sentido.

Cuando nos enfocamos en crear, el dolor se vuelve parte integral del proceso. “Vale la pena”. Ya no estamos dividiendo nuestras experiencias emocionales entre “cosas que se sienten bien para los sentidos” y “cosas que no lo hacen”. Lo estamos dividiendo en “cosas que valen la pena” y “cosas que no son ”. Estamos discerniendo sobre la incomodidad. Estamos evolucionando y creciendo. Estamos ampliando nuestra capacidad para hacer frente, pensar, amar, ser.

La creatividad no es exclusiva de las artes, ya que tendemos a pensar en ella. Todo es creativo Cada último segundo y parte de tu vida. La creatividad no es necesariamente un estallido de pasión emocional; Puede ser una elección habitual.

En esa elección, hay un tipo diferente de felicidad, una que no es pasiva, sino activa. En lugar de tratar de cosechar los beneficios y la alegría del mundo que otras personas han creado, nos embarcamos en nuestra verdadera misión, que es crearnos en el mundo.
Así es como dejamos una impresión duradera. Así es como encontramos una felicidad real, profunda y sostenible: al crear lo que está dentro de nosotros en el exterior.

*Artículo traducido por el equipo de Expresa Salud, escrito por la escritora, editora y oradora estadounidense Brianna Wiest.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *