Cómo reducir el estrés durante las fiestas - Expresa Salud Emocional

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Cómo reducir el estrés durante las fiestas

21/12/2017
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

En las familias, aprendemos a desempeñar un papel.  Un rol que los otros miembros del clan ayudan a dar forma y sentido. Ellos lo hacen mediante el envío de mensajes, a veces sutiles y a veces explícitos, sobre nuestro desempeño. Nuestro papel se interconecta con el desempeño de roles complementarios desempeñados por otros miembros de la familia. Los roles cambian, Esto es más obvio cuando los niños crecen. El dominio a priori de cómo ser un bebé no existe en  el niño después de uno o dos años, y debe aprender un nuevo rol. Así que no queda otra que cambiar porque, por ejemplo, a los pequeños hermanos no les gusta ser el blanco de las bromas o porque las hijas adolescentes ya son sexualmente deseadas y tienen que lidiar con el mercado de citas.

Una fuente importante de estrés en la vida proviene de encontrarse en un rol que no puede lograr. Tener demasiado trabajo que hacer socava el papel de un trabajador eficiente, excelente estudiante y adulto tranquilo. Una cocina deteriorada socava el papel del ama de casa o de un padre exitoso. Un período de desempleo socava el papel de alguien que tomó la decisión correcta sobre asistir a la escuela de postgrado.

Muchos síntomas psicológicos y psicosomáticos son intentos de escapar de tal situación. Muchos roles se vuelven imposibles de lograr porque intentamos realizarlos a la perfección, y gran parte de lo que ocurre en la psicoterapia es el desarrollo de estándares razonables, una aceptación de lo que es posible. Es neurótico intentar un papel que puede fallar, como un ángel, un santo, un león, una oveja, un superhéroe o un místico.

En los periodos de fiestas, se esperan esos viejos roles, pero la gente no quiere interpretarlos porque desean roles nuevos, lo malo es que, muchas veces, el sistema social no puede acomodarlos. El brillante nuevo físico descubre que nadie está interesado en su programa de investigación; responden mucho más cómodamente si se le cae un plato de la mesa. Mamá solía disfrutar produciendo grandes cantidades de comida y limpiando después, pero el papel ha perdido su atractivo con niños adultos y sus cónyuges que beben y hablan mientras ella trabaja; en lugar de niños en edad escolar jugando al Twister. La actuación de papá como experto en todo lo político es menos encantadora ahora que todos los niños han ido a la universidad y se han encontrado con verdaderos expertos. Los nuevos padres esperan estar a cargo de sus hijos, pero sus propios padres los miran y ven a los niños pequeños que alguna vez fueron.

Las mismas estrategias que alivian el estrés en la vida personal pueden hacer que las reuniones navideñas sean más placenteras. Esto equivale a concentrarse en el placer mutuo en lugar de en el logro, aunque la amabilidad puede ser una píldora amarga para cualquiera que intente ser un santo o un místico. Aún así, comprar regalos es como hablar en público. El receptor no puede evitar esperar algo maravilloso, y el que regala quiere proporcionarlo pero no sabe cómo hacerlo. El único miembro de la familia verdaderamente hábil en regalar le gusta intercambiar regalos, pero para todos los demás, es una oportunidad de fracasar. En la familia de un miembro de nuestro equipo de psicólogos, traes un par de calcetines extravagantes y todos se van a casa con un par. Es divertido, y nadie siente como si fuera un mal “dador de regalos”; nadie se siente decepcionado con lo que obtuvieron, tampoco.

Ríete de ti mismo, trabaja en tu vida personal y ríete de tu familia. Esto reduce el estrés de las fiestas. De hecho, una buena forma de controlar el estrés que acompaña a un rendimiento imposible o indeseable es mantenerlo corto. Si hablas con tu tío por una hora y él no te hace una sola pregunta sobre tu propia vida, puede comenzar a desgastarte. Pero durante cinco minutos, bueno, así es como funcionan los cócteles, y hay una buena razón para ello.

Las personas pueden desempeñar cómodamente el papel de asistentes a la fiesta por un tiempo, pero después de un tiempo, los elementos más personales de cualquier rol pueden hacerse públicos. El comportamiento de las partes reconoce que no va a suceder, pero solo funciona si los intercambios son breves.

Puede ayudar tener una “audiencia propia”, es decir, de compañía: tu pareja o un hermano o amigo que pueda ser testigo de la función en la que se encuentra. En lugar de ser la “hija torpe de la universidad”, un amigo o cónyuge puede ayudarte a desempeñar el papel de “físico brillante asistiendo a una cena familiar”, simplemente observando y reconociendo lo que estás haciendo.

¡A practicar e intentar reducir el estrés de las fiestas!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *