Efectos psicológicos y cómo actuar ante los desastres naturales y la pérdida económica y de vidas -

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Efectos psicológicos y cómo actuar ante los desastres naturales y la pérdida económica y de vidas

10/04/2017
0 Flares 0 Flares ×

Las consecuencias inmediatas de un desastre natural, como el que ha sacudido a Perú en las últimas semanas con grandes pérdidas económica y de vidas, provocan reacciones psicológicas diversas. Los expertos coindicen en que hay seis respuestas iniciales típicas: miedo, entumecimiento y shock, confusión y dificultad para tomar decisiones, deseo de información, buscar ayuda para sí mismo y para la familia, y ayuda a los demás. Muchas veces, el choque inicial -una asombrosa sensación de asombro y terror- es seguido por la euforia de haber sobrevivido. En los últimos años, la psicología ha aprendido mucho acerca de cómo las personas tienden a responder a los desastres naturales y esto nos ayuda a saber cómo debemos ayudar a los afectados.

En las semanas iniciales después de un desastre natural , muchas personas experimentan angustia, incluyendo ansiedad, recuerdos angustiosos, trastornos del sueño, pesadillas e inquietud. Esto es muy común y es una reacción comprensible al estrés.

También sabemos, sin embargo, que la mayoría de los problemas de salud mental se reducen con el tiempo. A medida que la gente aprende que la amenaza ha pasado, normalmente superan la angustia inicial. Varios meses después de un desastre, la mayoría de las personas son capaces de adaptarse psicológicamente y recuperarse. Sin embargo, generalmente hay una minoría significativa que tendrá problemas persistentes. Hay excepciones a esta regla también. Por ejemplo, un estudio después del huracán Katrina encontró que los problemas de salud mental en Nueva Orleans, Estados Unidos, en realidad aumentaron con el tiempo, probablemente porque los recursos de las personas estaban desgastados por el estrés constante causado por la reconstrucción demorada, la recuperación de la comunidad y la tensión financiera continua. Es decir, la pérdida económica fue un factor que descencadenó la búsqueda de ayuda psicológica.

La posibilidad de que los problemas de salud mental aumenten con el tiempo resalta un punto importante en la respuesta al desastre. La mayoría de la gente considera la amenaza inmediata de inundaciones, de un tsunami o la erupción de un volcán como la fuente del trauma. De hecho, la mayor fuente de dificultades persistentes proviene de los efectos más sutiles a largo plazo de los desastres. Cuando las economías están socavadas por el daño a la infraestructura, los efectos sobre las personas pueden durar años. En muchos desastres de gran magnitud en los últimos años, las economías ya frágiles se vieron sacudidas por el desastre y, como resultado, la capacidad de las personas para trabajar y recuperarse del suceso se ha visto severamente afectada.

Por un lado, es importante que los afectados reciban ayuda y contención psicológica los días y semanas posteriores al desastre natural para que puedan abrir y expersasr sus experiencias inmediatamente después del trauma y que los expertos puedan evaluar su salud mental.

Luego es importante seguir ayudando a las personas con problemas en curso que ya habían buscado ayuda durante los primeros días o que, por el contrario, recién lo comenzar a hacer en las semanas y meses posteriores al suceso para intentar reducir los principales problemas evidentes después de los desastres. Los psicólogos están capacitados para brindar un tratamiento especializado para cada caso, sobre todo aquellos que requieren asistencia ante la pérdida de seres queridos. En este sentido, es importante que los afectados reciban o soliciten ayuda psicólogica. 

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

blog comments powered by Disqus