Discusión con la pareja

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Discusión con la pareja: cómo actuar y pensar de forma apropiada cuando se pelea

13/06/2017
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

“¿Cómo podemos reencontrar el amor para dejar de lado las discusiones?”. Esa es una de las preguntas que con mayor frecuencia nos hacen las parejas que están haciendo terapia juntos. En ese caso, seguro que ambos están pensando que el problema es una falta de compromiso y de cariño el uno con el otro, pero en realidad ese no es el verdadero problema. 

Por lo general, la cosa va por otro lado. Es, generalmente, todo lo contrario: el amor y el compromiso son los causantes de que las parejas lleguen a niveles muy elevados de sufrimiento y dolor, ya que el amor genera que perdure y se sostenga la relación, a pesar de las desavenencias.

Entonces, ¿qué puede generar tanta discusión en una pareja sino es la falta de amor? Pocas veces es algún problema de fondo. La causa es la manera inadecuada de actuar y pensar a la hora de discutir, que ocasionan que se acumulen frustraciones y problemas irresueltos. Además de un agregado de ofensas, desdén, críticas y desprecio; típico de las parejas que están hartas de discutir.

¿Cómo puedo hacer para actuar y pensar de una forma apropiada cuando discuto con mi pareja?

Ahora lo importante es pensar y resolver la siguiente pregunte: ¿cómo puedo hacer para actuar y pensar de una forma apropiada cuando discuto con mi pareja?

Una primera idea común y errada es considerar como positivo que cada vez que se discuta se deba lograr un punto final y que es terrible dejarlo para después. Esto es posible de aplicar en temas laborales, académicos, etc. sin embargo aplicarlo a temas afectivos es muy peligroso. Algo que sustenta esta idea es el temor que posponer una discusión es algo irreparable para cualquier pareja y puede generar consecuencias terribles, como una separación o distanciamiento.

A lo largo de una relación aparecerán muchos problemas y algunos no se lograran resolver y otros sí. Recuerde, lo más común es que las relaciones se quiebren por la forma que tienen las parejas en relacionarse y manejar sus diferencias. Insistir en sostener una discusión hasta lograr que se resuelva fomenta que las personas actúen de manera negativa pudiendo dañar, muchas veces, irreparablemente a su pareja.

En este caso pensar de la siguiente manera es más útil: si no logro resolver una discusión no será terrible, es muy probable que luego u otro día podamos abordar la discusión más calmados para encontrar un punto común o capaz ya nos habremos olvidado del tema y ya no importara tratarlo de nuevo.

La segunda idea es renunciar a creer que cuando discuta con su pareja usted deba lograr hacerse entender, y que su pareja lo tiene que entender plenamente, y que es terrible no lograrlo de la persona amada. Lucha con todas tus fuerzas contra esa forma de pensar.

Es poco probable que alguien lo entienda plenamente, solo lo puedes hacer tu, confórmatecon establecer flexiblemente tu punto de vista y que tu pareja obtenga algo de comprensión sobre lo que quieres plantear. Así se logrará detener en un nivel y dejar para después la discusión. Si lo hacen muy probablemente se encolerizarán e indignarán y luego podrán decir algunas cosas de las que luego se arrepentirán.

Lo importante al discutir no es principalmente resolver el contenido sino la forma en como se aborda la discusión.

Recuerde, lo importante al discutir no es principalmente resolver el contenido sino la forma en cómo se aborda la discusión. Si logras controlar la forma sobre cómo actúas pocas veces las discusiones con tu pareja terminarán en algo negativo para su relación.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *