Diálogo interno: cómo la forma en que te hablas afecta tus emociones - Expresa Salud Emocional

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Diálogo interno: cómo la forma en que te hablas afecta tus emociones

01/07/2019
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Muchas personas no son conscientes de la importancia del diálogo interno. Algunas me comentan en psicoterapia que no recuerdan cuándo se hablan, muchas veces lo consideran algo trivial y sin utilidad aparente. Se sienten mal o se incomodan cuando les confirmo que lo hacen a cada hora y a cada minuto, muchas veces de forma automática, de forma consiente y algunas veces en voz alta. Y, es mas, se lo dicen a los demás, constantemente.

Algunos ejemplos: “Lo que pasa es que yo no soy una persona sociable”. “No va a pasar nada en mi vida porque  yo sé que soy incapaz de amar”. “Le hablé así a mi madre porque yo soy fría y distante”. “Yo  no le caigo bien a los demás”

Ten en cuenta lo siguiente: la forma cómo te hables y lo que te digas, es decir, tu diálogo interno afecta decisivamente tus emociones y tu conducta generando un gran impacto en la intensidad de tu malestar y generando perturbación emocional (ansiedad, depresión, trastornos, cólera, baja autoestima, etc.). Existe mucha evidencia científica sobre el efecto de la semántica en la emoción humana.

¿Y tú, cómo te hablas a ti mismo? ¿Cómo es tu diálogo interno?

Una de las primeras actividades que realizo como psicólogo en mi actividad de psicoterapia en Lima, es ayudar y hacerles a notar a las personas las diversas maneras, formas y versiones, de cómo se pueden estar afectando al decirse cosas negativas de manera rígida e imprecisa.

Un estudio publicado hace algunos años llegó a la conclusión de que si estamos atravesando un mal momento y nos emitimos una autoafirmación como “cuando todo eso pase, estaremos disfrutando con los amigos”, tendremos más fuerzas para superar esa situación negativa.

La forma cómo te hables y lo que te digas afecta decisivamente tus emociones y tu conducta. Con ayuda profesional, puedes comenzar a mejorar este aspecto. 

Luego, mi segunda actividad principal, como psicoterapeuta, es ayudarlos a ser más precisos, flexibles, a ver la situación real de forma más amplia y racional; tomando toda la evidencia real y dejando de lado una visión inflexible e irracional.

Pero insisto: el diálogo interno, la manera cómo te hables afecta de manera notable tu conducta y tus pensamientos generando un fuerte impacto en tus emociones.

Si te hablas a ti mismo de una manera evidentemente negativa, inflexible e imprecisa; es muy probable que tu bienestar y tu salud emocional se afecten claramente, perturbándote y generando sufrimiento innecesario.

Lo importante es que seas preciso y flexible. Enfócate en analizar las situaciones y eventos de tu vida de una manera global, analiza  lo que haces y trata de encontrar las mejores maneras de actuar evitando censurarte, atacarte y condenarte.

La idea es que generes un diálogo interno saludable y positivo sobre tu persona. Busca ser lo mas preciso y flexible, reuniendo todas las evidencias necesarias y racionales para tu autoevaluación.

Por ultimo, no confundas lo que haces, con tu valor personal y descubre que para cambiar algo negativo lo importante es hacer las cosas de manera diferente.

Y ten en cuenta que si necesitas ayuda profesional, nuestro centro cuenta con un equipo de psicólogos y psicoterapeutas comprometido en ayudarte a lograr que te sientas mejor y que puedas incorporar hábitos saludables para mejorar tu salud mental y emocional. Siempre que lo consideres necesario, puedes ponerte en contacto con nosotros para comenzar el camino hacia tu bienestar.

*Artículo escrito por Juan Lazo Paredes – Psicólogo

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *