Consejos para aprender a relajarse con facilidad - Expresa Salud Emocional

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Consejos para aprender a relajarse con facilidad

03/06/2019
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Vivir en un estado de estrés crónico (permanecer fisiológicamente estresado durante largos períodos de tiempo, sin desencadenar la respuesta de relajación de su cuerpo) puede afectar la salud de varias maneras negativas. Aprender a relajarse con facilidad puede traer una vida más saludable y placentera. Por suerte, hay varias formas sencillas de relajarse más rápido y fácilmente. Aquí recomendamos las siguientes:

Las habilidades para relajarse cuando sea necesario y permanecer relajado siempre que sea posible pueden ser transformadoras y pueden hacer una diferencia medible en la salud.

Cocinar comida deliciosa
Para muchas personas, pasar unas horas en la cocina es lo mejor para eliminar el estrés. Rodearte de ingredientes coloridos y aromáticos es una excelente manera de calmar los nervios y brindar una sensación de tranquilidad. Además, el proceso es aún más satisfactorio cuando prepara alimentos para compartir con las personas que amas.

Pasar tiempo con personas que te quieren, te inspiran y te hacen bien
Una forma realmente genial de relajarse, inspirarse y sentirse animado es compartir la compañía de personas que hacen lo que aman y que te aman y que te respetan tal como eres. A veces estamos rodeados de personas que no nos hacen bien y es clave poder tomar distancia de ellas. En presencia de quienes nos hacen bien, no hay necesidad de ser otra persona (lo cual es agotador). Además, otra excelente manera de reducir el estrés es visitar lugares que nos inspiran y crear amistades y relaciones reales basadas en la honestidad, la confianza y el respeto. Esto nos permitirá en última instancia …

Reírse más
¡La risa es un relajante fantástico! Cuando nos reímos, liberamos endorfinas, que son “hormonas buenas” para nuestros cuerpos. También estamos flexionando una gran cantidad de músculos cuando nos reímos y, por lo tanto, hacemos un poco de ejercicio, lo que nos permite sentirnos más relajados después. ¿Sabías que los bebés se ríen unas 300 veces al día y el adulto promedio unas 29? ¡Sin duda, tenemos que aumentar esa cifra!

Cambiar tu perspectiva
Gran parte de lo que te estresa no proviene de tus factores estresantes, sino de tu respuesta a ellos. Más específicamente, tu interpretación de esos factores de estrés, así como tu enfoque para lidiar con ellos, puede hacer que las situaciones en sí mismas se sientan mucho más (o menos) estresantes.
Hay algunos ‘trucos’ para obtener una mejor perspectiva para permanecer relajado en condiciones difíciles: primero, puedes adoptar el estilo de pensamiento de los optimistas al interpretar ciertas facetas de una situación de una manera que trae esperanza y elimina la duda. También puedes adoptar la opinión de que puedes tener más poder en una situación de la que crees, y luego buscar nuevas soluciones. Finalmente, asegúrate de no estar saboteando con pensamientos demasiado negativos, y lee estos patrones de pensamiento distorsionados comunes o distorsiones cognitivas. ¿Le suena familiar?
Si es así, puedes tomar conciencia de ellos y eliminar este tipo de pensamiento.

Relajar los músculos del cuerpo
La relajación muscular progresiva, o PMR, es uno de los métodos más utilizados para relajarse rápidamente. La técnica consiste en tensar y relajar los músculos sistemáticamente de la cabeza a los pies (o de los pies a la cabeza), liberando así la tensión y marcando el comienzo de la respuesta de relajación. Con la práctica, esta técnica permite la relajación total del cuerpo en cuestión de segundos. ¡Y es fácil! Aquí hay más información sobre la relajación muscular progresiva para familiarizarse mejor con este método.

Hacer ejercicio físico
Por último, pero no menos importante: realizar ejercicio físico. Los ejercicios moderados pero continuos, como caminar, andar en bicicleta, etc. nos ayudan a reducir las hormonas del estrés, como la adrenalina o el cortisol. De esta manera, provocaremos la producción de endorfinas, lo más parecido a una droga para mejorar el ánimo y reducir el dolor físico de forma natural.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *