Cómo mejorar mi actitud con mi pareja - Expresa Salud Emocional

Psicólogos en Perú

Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos en Lima...

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

Cómo mejorar mi actitud con mi pareja

01/03/2022
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Todos o casi todos sabemos que tener buenas relaciones y solidarias es importante para nuestra felicidad y bienestar general. Por eso, si te preguntas “cómo mejorar mi actitud con mi pareja”, aquí encontrarás mucha información valiosa. Como tus psicólogos en Lima, sabemos que  décadas de investigación científica confirman que la conexión humana no sólo afecta a nuestra salud mental, sino que también es un determinante clave de la duración de nuestra vida y de la salud física que tendremos durante esos años.

Como dice el doctor Robert Waldinger, director del largo estudio de Harvard sobre el desarrollo de los adultos: “Las personas que están más conectadas socialmente con la familia, con los amigos, con la comunidad, son más felices; están más sanas físicamente y viven más tiempo que las personas que están menos conectadas.”

Todos los tipos de relaciones humanas -desde las sociales hasta las profesionales, desde las personas con las que haces voluntariado hasta el hombre que está detrás de ti en la cola del supermercado- cuentan.

La buena noticia: Hacer pequeños cambios en nuestras relaciones puede dar grandes resultados, sobre todo a nivel de pareja. Según Carol Bruess, investigadora estadounidense, hay 6 cosas que podemos hacer.

noticia test secreto parejas como agarra mano significa tanto amor siente

Cómo mejorar mi actitud con mi pareja

1. Cómo mejorar mi actitud con mi pareja: cambiar las palabras con las que piensas sobre los demás

Las palabras son importantes. No sólo las palabras que utilizamos cuando nos dirigimos a los demás, sino las que nos decimos a nosotros mismos sobre los demás.

Nuestra narrativa interna -especialmente la historia que nos contamos a nosotros mismos sobre otras personas, sus decisiones, comportamientos, rarezas y hábitos irritantes- tiene un profundo efecto en la forma en que interactuamos con ellas. Cuando te dices a ti mismo “son tan controladores” o “nunca me escuchan” o “son tan egocéntricos” antes o durante una conversación tu pareja (u otra persona); te predispones a encontrar evidencias de su comportamiento controlador/no escuchador porque te has preparado para detectarlo.

Hay tres pasos sencillos que puedes dar aquí. El primero es reconocer cuando uno de estos pensamientos sentenciosos entra en tu cabeza y refuerza una narrativa negativa. Sustitúyela por una palabra o frase más positiva.

No es pensar algo falso, sino elegir una palabra o frase que te recuerde que debes mostrar algo de compasión (“Se esfuerzan al máximo”), reconocer el camino que estás recorriendo (“Todos somos trabajos en curso”) o captar lo que quieres hacer más en tus relaciones (“Escucha, escucha de verdad”).

Te sorprenderá lo rápido que cambiar tus palabras puede cambiar también la calidad de tus relaciones. La frase “puede que tengan razón” reduce la necesidad de ganar discusiones e incluso puede evitar que me meta en ellas en primer lugar.

2. Crea pequeños momentos de positividad durante tu día

¿Quieres experimentar más conexión en tu día a día y dejar de preguntarte cosas como “cómo mejorar mi actitud con mi pareja”?

Resulta que puedes hacerlo estés donde estés y vayas donde vayas. Sólo tienes que tomarte cinco segundos para saber el nombre de esa amable persona que te ayudó a encontrar el clavo que necesitabas y decirle que te alegró el día. O mira al farmacéutico a los ojos y agradécele su presencia en estos momentos difíciles. De hecho, cada vez que compartes un pequeño momento positivo con otro ser humano -aunque sólo sea una cálida sonrisa o el encuentro de sus miradas mientras se reconocen mutuamente por existir en este planeta- desencadenas una cascada de reacciones positivas en ti y en ellos.

¿Y ese sentimiento que experimentas cuando haces esto? Es amor. Y te ayudará a vivir una vida más larga, más feliz y más sana. Y tiene un efecto dominó. Al crear micromomentos de positividad con extraños, conocidos, colegas o tus conexiones cercanas, estás iniciando una ola de buenos sentimientos que se extiende por tu vida y por la de aquellos con los que te encuentras.

3. Cuando tú y tu pareja discutan, que sea agarrados de la mano (¡de verdad!)

Si aún te preguntas “cómo mejorar mi actitud con mi pareja”, ten en cuenta lo siguiente. Cuando las parejas están en conflicto, es importante que recuerden que están en el mismo equipo a pesar de sus diferencias. Una de las formas más sencillas de hacerlo es acordar tomarse de las manos mientras discuten. Este sencillo gesto ayuda a las parejas a sentirse más conectadas y, como resultado, se ha comprobado que son menos destructivas mientras discuten.

Si esto no les funciona a los dos, piensen en su propia manera de reforzar vuestro vínculo.

Tal vez tú y tu pareja decidan interrumpir cada desacuerdo -al menos una vez- con un beso de 10 segundos. O podrían acordar, mientras se pelean, levantar tres dedos al principio, en medio y al final de una discusión tensa, un símbolo no verbal que significa “te quiero”.

Practicar la escucha activa para aprender cómo mejorar mi actitud con mi pareja

Practicar la escucha activa para aprender cómo mejorar mi actitud con mi pareja

4. Haz una pregunta abierta a alguien en tu vida cada día

La comunicación es complicada, y no toda la comunicación es igual. Gritar es comunicación, por ejemplo. Y también lo es mentir.

Escuchar activamente mientras se deja hablar a otra persona también es comunicación, y es uno de los métodos más exitosos  para establecer relaciones con los demás. Se trata de escuchar simplemente para comprender mejor a la otra persona y darle espacio para que comparta su historia, exprese sus miedos, articule sus esperanzas o simplemente le cuente lo que le ha irritado o alegrado hoy.

Uno de los propósitos más fáciles que puede hacer para mejorar cualquiera de sus relaciones cercanas es escuchar más, hablar menos y hacer preguntas abiertas. Por ejemplo: “¿Qué ha sido lo mejor de tu semana hasta ahora?”. “¿Qué es lo que te hace seguir adelante estos días?”. “¿Qué es lo que más temes que ocurra en el próximo año?”.

A continuación, mantente plenamente presente con ellos mientras les escuchas responder, sin interrumpirles con tu propia respuesta ni apartar la vista. Cuando hacemos esto, mostramos a las personas de nuestra vida que realmente nos importan.

5. Programa tiempo para pasar con sus mejores amigos

Las relaciones fuertes y de calidad requieren de mantenimiento y una inversión continua. Se ha demostrado que las amistades son clave para nuestra felicidad y longevidad, especialmente a medida que envejecemos, pero incluso las mejores se marchitan si no las cuidamos.

Una forma sencilla de hacerlo es reservar un tiempo en tu agenda semanal o mensual para conectar con tus amigos. Si puedes, lo mejor es que te reúnas con ellos en persona.

Estas pequeñas y regulares inversiones de atención realizadas regularmente en nuestras relaciones son esenciales para hacerlas crecer y mantenerlas. Además, te mantienen saludable.

6. Ofrecer una disculpa atrasada

Muchos de nosotros -porque somos humanos e imperfectos- hemos terminado una relación de forma torpe o descuidada. O, tal vez, hemos estado en el extremo receptor. Independientemente del papel que hayas jugado, andamos con rencores o resentimientos hacia un colega, jefe, primo, compañero de piso, vecino, ex pareja, etc.

Ahora, ya estás en condiciones de dejar de pensar cómo mejorar mi actitud con mi pareja y pasara a la acción. Habla con tu pareja, sobre alguna discusión que hayan tenido y haz que tu disculpa sea breve y sencilla. Acepta la responsabilidad de lo que hiciste o no hiciste bien. Cuando abrazamos nuestra humildad, no sólo es más probable que perdonemos y seamos perdonados, sino que también podemos obtener un impulso significativo en nuestra felicidad.

Sin embargo, si decides hacer esto, no esperes obtener una respuesta. Si la otra persona acepta tus palabras y dice que te perdona, es estupendo. Pero ten en cuenta que el perdón es en parte un proceso interno en el que puedes aligerar tu carga soltando las emociones innecesarias que te agobian.

Mira el video de la charla (en inglés) de la especialista donde explica en mayor profundidad este tema:

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Tenemos más artículos interesantes en nuestro Blog de Psicológia...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.