Expresa Salud Emocional
Te brindamos un blog de psicología centrado en nuestra experiencia de trabajo como psicólogos.

Encontrarás temas y soluciones basados en las herramientas y conocimiento de la psicoterapia y de nuestra actividad como psicoterapeutas.

    Tu Consulta

    bt_bb_section_bottom_section_coverage_image

    Cómo mejorar el dialogo interno

    noviembre 30, 2021por Juan0

    El diálogo interno puede tener una mala reputación porque muchas personas lo consideran simplemente como un intento de pintar una imagen optimista de la vida (“ser positivo”). Pero, como tus psicólogos en Perú, aquí te invitamos a que lo pienses de otra manera.

    ¿De qué manera? Así como no le hablarías a un niño de tres años como a uno de trece, tu diálogo interno también debe cambiar a medida que te enfrentas a los diversos desafíos de la vida.

    Puedes entrenar a tu coach interior a un nivel de sofisticación y madurez que se adapte a ti, en donde te encuentras actualmente, y te proporcione lo que realmente necesitas. A veces, esto significa que es posible que debas «despedir» a su coach interior y contratar uno nuevo. Sino que puedes entrenarlo tú mismo. Aquí hay tres formas sencillas de comenzar a entrenar a tu coach interior y mejorar tu diálogo interior:

    1. Haz coincidir tu coach interior con el lugar en el que te encuentras, tu edad y tu experiencia 

    Volviendo a ese niño de tres años versus un niño de trece años, no le dirías a un niño de trece años que se enoje cuando está molesto, ¿verdad? Les permitirías compartir y reconocer el desafío al que se enfrentan. Puedes utilizar este enfoque contigo mismo cuando necesites una charla para levantarte el ánimo. Reconoce la situación y pregúntate qué diría un coach ideal para superar ese momento.

    Cuando los niños están creciendo, por ejemplo, es bueno enseñarles a auto decirse cosas como: «Soy fuerte, me agrado, soy importante, creo en mí mismo, soy inteligente y las personas me quieren». Me repetían cada línea. Así aprenden a cómo hablarse a sí mismos de la misma manera en que lo haría un coach, lo cual es apropiado para el diálogo interno a su edad.

    Te puede interesar  Cómo elegir a un buen psicoterapeuta
    Cómo mejorar el dialogo interno

    Como fortalecer el autocontrol emocional

    2. Tu coach interior debe ser específico al contexto

    Piensa en la gran cantidad de tareas que realizas cada día. No necesitas entrenarse para completar muchos de ellos, ¿verdad? Puedes escribir un correo electrónico, cumplir con una tarea que tiene una fecha límite y manejar bastante sin pensar mucho en ello. Pero cuando comienza a realizar tareas que son realmente importantes o desafiantes para tu nivel actual de habilidad, es cuando el diálogo interno y tu coach interno pueden marcar la diferencia.

    Por ejemplo, cuando necesites llevar una tarea al siguiente nivel y ser eficiente, utiliza la frase de diálogo interno, «profundiza aquí». Esto significa que necesitas perfeccionarme, hacer un trabajo profundo y completar esta tarea. Esa frase en particular puede ayudar a eliminar las distracciones y esforzarte en esa área específica.

    Cualquiera que sea su función, todos navegamos por problemas relacionales, personales y sociales. Aquellos que entrenan el diálogo interno pueden asumir más desafíos de la vida, con el coach interno que siempre está a nuestro lado.

    3. Tu coach interior se vuelve más fuerte y más personalizado a través de la práctica deliberada

    Para mejorar el diálogo interno, puedes emplear deliberadamente a tu coach interno y luego monitorear cómo funcionó ese enfoque. Esto se llama «práctica deliberada», el acto de ensayar una habilidad o comportamiento de manera intencionada y sistemática.

    Pero recuerda: así como no esperaría acertar 10/10 tiros libres la primera vez que se acerca a la línea, no puedes esperar mejorar rápidamente su diálogo interno las primeras veces. Hay una cantidad decente de experimentación en términos de frases, estilo de entrenamiento (desafiante versus de apoyo) y el momento adecuado para implementar frases.

    Te puede interesar  Cómo fortalecer el autocontrol emocional

    Y practicar esta habilidad es importante.

    En ausencia de un coach, nuestra mente está más libre para inundarse de ejemplos negativos de diálogo interno que pueden dañar nuestro desempeño o autoimagen, como por ejemplo: «lo estás arruinando» o «todos pueden ver que no lo haces». Ser proactivo en el desarrollo de su coach interior evita que estos pensamientos puedan aferrarse con facilidad.

    Al final del día, el coach ideal es el que sabe cuándo hablar contigo, qué decir y cómo decirlo. A veces necesitas un “profundiza aquí”, o que eres amado o que tienes la fuerza y las herramientas para superar un obstáculo.

    Cualquiera que sea su función, todos navegamos por problemas relacionales, personales y sociales. Aquellos que entrenan el diálogo interno pueden asumir más desafíos de la vida, con el coach interno que siempre está a nuestro lado.

    Fuente: PT

    Deja una respuesta

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies